Ni dios puede impedir nuestra unión. ¡Feliz cumpleaños, compañero/a!