Siempre has estado en el peor momento de mi vida, mostrándome que no sólo eres una gran amiga, sino que eres mi ángel de la guarda. ¡Feliz cumpleaños, amiga!