Sería imposible contar los buenos momentos con todos los dedos de mis extremidades. Aunque no todos han sido buenos, lo importante es que siempre has estado ahí. Te deseo lo mejor. ¡Feliz cumpleaños!