Siempre me he sentido una mujer afortunada. ¿Sabes el por qué? Porque tenerte como amiga ha sido una suerte. ¡Feliz cumpleaños, amiga!