Aunque no eres de mi sangre, siento que eres más que una amiga. Gracias por todo lo bueno que has hecho por nuestra amistad. Espero que lo pases genial durante muchos años más. ¡Felicidades, amiga!