Siempre olvido las cosas, pero sólo las que no son importantes. ¿Creías que me iba a olvidar de tu cumpleaños! ¡Te equivocabas! ¡Feliz cumpleaños, amiga!