Cuando nos conocimos me caías algo mal, pero con el tiempo fui descubriendo tu corazón de oro, y por eso sigo aquí a tu lado celebrando cada año tu cumpleaños. Espero que no se pierda la costumbre. ¡Feliz cumpleaños, amigo!