No dudes nunca de la presencia de Dios. Él siempre te guía, protegiéndote de las diversidades. Como no has perdido la fe, te concede un cumpleaños más. ¡Feliz cumpleaños!