Sabes que aprecio cada momento que paso contigo, hermana. Y cuando sea viejo y canoso, podré recordarte y consolarme por haber sido bendecido con una hermana tan cariñosa.