A lo largo de los años el vínculo entre nosotros se ha fortalecido. Al paso que vamos, no puedo imaginar lo cercanos que seremos cuando seamos realmente viejos. ¡Al menos, tengo algo que esperar en mi vejez!