Espero que atesores cada momento de tu infancia, hija mía. Este tiempo que pasamos juntas es muy importante para mí. Incluso cuando seas mayor, siempre tendrás un lugar especial en mi corazón.