Espero que sepas que no importan tus años; siempre serás la niña de papá. Todavía puedes venir a mí, y yo te apoyaré sin importar lo que pase. ¡Feliz cumpleaños, cariño!