Ser madre/padre nunca resulta sencillo, pero amar a un hijo tan especial como tú nunca es difícil. Me regalas cada día millones de maravillas y amor. ¡Feliz cumpleaños, hijo mío!