Cuando era un niño me quedaba absorto, admirándote, teniéndote siempre como un modelo a seguir. Y por la persona que soy hoy, ¡has sido un gran modelo a seguir, papá! ¡Feliz cumpleaños! Gracias por todo, te quiero.