Soy tan especial que debería decretarlo día efectivo. Cumplo tantos años que necesito que todos mis invitados tengan todo el tiempo del mundo para soplar tantas velas. ¿No pensáis así?